Brinde a sus trabajadores las herramientas que necesitan

videoconferencia

Imagine que necesita dar una presentación comercial a través de videoconferencia a un cliente potencial que se encuentra en otra ciudad o inclusive en el extranjero.

Y realmente no sabe mucho acerca de software para videoconferencia, aparte de esas aplicaciones como FaceTime y WhatsApp que tiene instaladas en su teléfono.

Pero quiere poder tener una conversación cara a cara sin tener que incurrir en costes de viaje, perder tiempos en traslados y aún así dar la mejor impresión para poder conseguir esa venta. Parece ser que organizar una videoconferencia es la mejor opción para hacerlo.

Así que empieza a buscar en Google por una solución y después de unos minutos, encuentra un par de sitios web con información, al parecer, bastante interesante y educativa, sobre media streaming, RTMP, H323 y algunas otras palabras de las cuales jamás había escuchado en su vida.

Estos sitios web están llenos de un lenguaje entusiasta y le muestran ejemplos de sus propias herramientas con una infinita lista de Pros y argumentos de venta únicos. — Oh, este puede soportar 100 participantes al mismo tiempo y tan sólo cuesta $29.99USD al mes…. si paga un año por adelantado. Pero aquí hay otro que es gratis, sólo tiene que descargarlo e instalarlo por usted mismo y gozará de conferencias multipunto.—

¿¡Huh!?

No tiene la menor idea de lo que está leyendo y la hora para empezar la reunión se acerca. Empieza a sentir la muerte venir. Piensa que no tiene sentido seguir buscando y es mejor darse por vencido, no quedando de otra más que cubrir los gastos de viaje para poder dar esa presentación o arriesgar la buena impresión y cierre de la venta al sólo realizar una simple llamada telefónica y eso sin considerar los costos de larga distancia de la misma.

¿Le parece extraña esta historia?

¡Esto le sucede todo el tiempo a los trabajadores de oficina que no cuentan las herramientas correctas para desempeñar su trabajo!

En cambio, en empresas exitosas y con sólida visión de crecimiento, los usuarios saben que si tienen que realizar algo tan simple como dar una presentación en línea, sólo tienen que enviar una invitación y abrir una ventana de su navegador cuando llegue la hora. ¡Así de sencillo! No pierden tiempo tratando de buscar cómo hacerlo y en su lugar, usan ese tiempo para preparar una mejor presentación.

Los trabajadores sólo son tan buenos como las herramientas a su alcance se lo permitan. El personal de ventas, técnico y marketing sólo puede desempeñar un trabajo eficiente con las herramientas disponibles. Las empresas más exitosas, las ofrecen en su estándar. Sin embargo es la necesidad de los usuarios para poder colaborar en equipo la que fuerza que mejoren su eficiencia y productividad.

¿Dónde se encuentra su empresa el día de hoy, del lado en que esta historia le parece extraña de creer o se siente completamente identificado? Pero más importante aún, ¿ya escuchó las necesidades de sus usuarios?

Fuente: Blog de 3CX